“Fue la única manera de pasar por la alfombra roja sin sentirme una cáscara”

“Fue la única manera de pasar por la alfombra roja sin sentirme una cáscara”

La actriz mendocina, Tania Casciani, fue parte del film “Muere, monstruo, muere”, de Alejandro Fadel. Además, forma parte de importantes elencos locales. Su nombre se popularizó las últimas semanas, luego de su arribo al Festival de Cannes, por la participación de la pelícual antes mencionada.

Una mujer con talento y con ovarios suficientes para pasar por la alfombra roja y quedar en el recuerdo. No por el hermoso vestido que usó, sino por llevar la bandera y el reclamo del aborto legal, seguro y gratuito, que se debate en nuestro país.

“Muere, monstruo, muere”, aún no se estrena en la Argentina  y no hay fecha confirmada. Es un filme de horror que basa su historia en la aparición de una mujer decapitada y un presunto fantasma con la complicidad delante de la cámara de tres personajes fundamentales. La película fue rodada en Mendoza, desde Las Heras hasta Malargue, y está ambientada en el Valle de Uco. Y cuenta con la dirección de Alejandro Fadel.

La película fue seleccionada para la categoría Un Certain Regard, algo así cómo Una cierta mirada, y formó parte de la competencia oficial del Festival.

¿Cómo llegas a ser parte de “Muere, monstruo, muere”?

Es bastante difícil en Mendoza, hacer películas. La experiencia de “Muere, monstruo, muere”, fue la cruza de estar en el momento justo, en el lugar indicado. Yo ya había participado en un film, como es “Los Ojos Llorosos”, de Cristian Pellegrini, pero esta película fue un desafío y un aprendizaje enorme.

Desde que fui al casting, en el que nadie sabía de que se trataba, fuimos aprendiendo. Nos íbamos sorprendiendo minuto a minuto de la magnitud del rodaje y de la producción del film. Para mí fue algo inigualable con otra experiencia.

¿Queremos saber ese momento en que el te enterabas que ibas a Cannes?

Estaba almorzando con mi papá y de pronto me suena el teléfono y era Alejandro Fadel. Era una llamada de whatsapp y me resultó extraño, me dio varias vueltas para decirme de qué se trataba. De pronto me dice: “Te quería llamar para contarte que vamos a estrenar la película en el Festival de Cannes y me dijo que no dijera nada, pero no aguanté y tuve que decirselo a mi papá”.

Después empezó la pregunta si tenía que ir o no. Al principio no iba a ir, pero luego empezamos a gestionar para ver cómo podía viajar y le buscamos la vuelta. Además, los compañeros de los elencos me hicieron el aguante al suspender las funciones por dos semanas, de todas las obras.

32864701_10213694895859003_8818277331450724352_n

¿Cómo fue la proyección de la película? 

Fue un momento increíble, porque los actores no habíamos visto absolutamente nada. Éramos una delegación muy grande y pudimos compartir, todos juntos, ese momento. La película tuvo comentarios halagadores de la crítica y buen recibimiento en el público. Eso está bueno porque da la idea de un futuro prometedor y que se pueda ver en más pantallas.

Aún no sabemos cuando llegará a Mendoza, pero sabemos que ya está charlado con algunas salas y también la participación en otros festivales

¿Qué es lo que más te llamó la atención de Cannes?

Este fesitival en particular tiene un delirio con el glamour, porque buscan preservar una gran tradición. Ellos celebran al cine como una obra de arte pero también tienen protocolo de etiqueta para ingresar a la sala. Lo que genera situaciones bizarras, como que por ejemplo alguien consiga una entrada y entonces salga como loco a comprar ropa para la ocasión.

Además, Cannes es algo babilónico ver una ciudad tomada por el festival y personas de todo el mundo. El mega operativo de seguridad también me llamó mucho la atención.

Momento “Girl Power” sobre la red carpet

Lo maravilloso de esta edición, fue la visibilización de la situación de las mujeres en el mundo. Fue aprovechado como una ventana para dar cuenta de las realidades de las mujeres. en las diferentes partes del mundo. Hubo intervenciones en la alfombra roja. Incluso desde la organización promovían folletos que llamaban a los varones a dejar de lado acciones de acoso y abuso y daba cuenta de cómo estaba penado en Francia. Además, hubo denuncias en el cierre del festival.

Actualmente, estamos empezando a denunciar cosas que nos han pasado siempre pero hoy tenemos la posibilidad de hablar.

¿Ustedes inmortalizaron su paso por la alfombra enarbolando el reclamo del Aborto legal?

Fue un proceso muy interesante lo que vivimos. Yo llevé el pañuelito verde, el mío personal, para ver dónde podía usarlo. Lo hablé primero con Alejandro, luego con los productores y más tarde con mis compañeros. Con Ro Iniesta decidimos que el mejor momento fuera la red carpet, porque era la posibilidad de que nos vean.

Y para mí en lo personal, fue la única manera de pasar por la alfombra sin sentirme una cáscara. Sentía que tenia que darle cierto contenido a ese momento. Lo que pasó después fue increíble. Recibimos una catarata de mensajes, de todas partes, agradeciéndonos la posibilidad de llevar el reclamo al mundo. Se generó un revuelo grande, con debate y discusiones, que era el objetivo de ese pequeño acto nuestro sobre la alfombra roja.

En el exterior no podían creer que Argentina no tuviese aborto legal y eso nos permitió dimensionar la realidad y el reclamo.

¿Qué otras actividades pudiste realizar en Festival de Cannes?

El día del estreno se realiza el PhotoCall, se hace durante la mañana. Y luego durante la tarde la proyección. En cuanto a la otras actividades, yo me concentré en ver las películas de la selección oficial. Fue como estar en un museo viendo una gran obra de arte. Salí muy conmovida de cada una de las películas. Fue una gran experiencia artística.

¿Cómo acceder y como formar espectadores en Mendoza?

Creo que es importante trabajar en los más jóvenes, en darles otro cine y formar nuevos espectadores. Que estén acostumbrados a la variedad, pero eso debe ser un trabajo entre todos y para esta gestión la cultura no es una prioridad.

Fadel definió en La Nación al film de la siguiente manera: ”Me gustaría pensar que se trata de un film de horror que en su interior contiene otro extraño que intenta trabajar ciertas ideas sobre el miedo, la paranoia y el control. También, como en las películas clásicas de terror que amo, espero esté presente el humor”.

Si querés ver la entrevista completa de Tania en La Posta Cultural, podés verla aquí:

Imagen de previsualización de YouTube

 

Share this: